domingo, 10 de septiembre de 2017

Hace  años que comencé este blog, que nunca actualicé, 
por falta de tiempo o de interés. En estos tiempos, 
si me dejo llevar, todo el día estoy ocupado con internet, 
desde mi computadora, en mi casa, o desde mi celular,
 en el lugar del mundo, en donde esté.


Hace años que estoy viajando y musicalizando, 
desde que me fui de Buenos Aires, por eso, es que,
por largos ratos, estoy solo, y, cuando extraño mucho, 
"escucho un tango o un rock"(1), para saber quien soy, 
tomo unos mates,toco la guitarra, y, a veces, escribo

Hace una semana que estoy organizando este blog, 
y, ni siquiera, sé como hacerlo. 
No soy un programador, ni diseñador, 
y eso queda en evidencia.

De todos modos, corregí las páginas, 
que estaban desactualizadas,
 desde hace años, y las completé con música, 
información, anécdotas y/o historias.
 También borré y cancelé unas, que espero reemplazar 
por  otras mejores y más interesantes. 


Deseo que este blog sea algo agradable 
para todo aquel que lo lea,
ya sea porque escucha, baila o comparte este placentero 
e infinito universo histórico y cultural, 
que llamamos TANGO.

Desde ya, agradezco a tod@ aquel que se aventure
 a recibir el mensaje de esta botella, 
que tiré a la orilla, del río más ancho, 
en una de mis despedidas, hace ya más de 20 años, 
que ni siquiera ya no son nada,

Muchachos, comienza la ronda.

Florencia, Italia, 08/09/2017, 06:52 hs.

Un abrazo


(1), de “Yo no quiero volverme tan loco”, de Charly García




No hay comentarios:

Publicar un comentario